Friday, 21 January 2022

A las 12:32 del pasado martes, nació en el sanatorio CRAMI el primer niño que nace tras un proceso de reproducción asistida de alta complejidad financiada por el Estado.

Eduardo Castro y Ana Karina Suárez, padres de Valentino Castro Suárez que pesó 3,200 gramos, dialogaron con Actualidad sobre este hermoso sueño hecho realidad.

Enterados del nacimiento, concurrimos hasta el sanatorio de CRAMI, ubicado en Ellauri esquina Rivera. En el cuarto piso Área de Maternidad, habitación N°403 encontramos a Eduardo Castro con una enorme sonrisa en su rostro. “Pasen por favor”, nos dijo el padre de Valentino, mientras nos señalaba a su pequeño hijo que estaba junto a Karina, la orgullosa mamá del recién nacido.

Mientras hablaban, no dejaban de mirarlo y les costaba evitar las lágrimas.

Es que Eduardo y Karina pasaron por mucho tiempo de espera y enfrentaron diversas dificultades antes de poder vivir este momento. Nos contaron que la decisión de tener un bebé la tomaron en el año 2013, cuando ella tenía 36 años y él 38 años. Se hicieron estudios en una mutualista del departamento y allí descubrieron que la joven tenía las trompas obstruidas.

A partir de ese momento iniciaron un largo y duro periplo, donde les daban pocas posibilidades y costos altísimos en clínicas privadas. El financiamiento de la reproducción asistida de alta complejidad se reglamentó el 27 de febrero del 2015, por lo que decidieron llevar iniciar el trámite en el Fondo Nacional de Recursos. Tras ese proceso quedaron en el tercer tramo del acceso a la financiación, por lo que la mitad del tratamiento estuvo a cargo del Estado.

El 13 de julio del 2015, mientras volvían desde Montevideo, les anunciaron que los análisis realizados habían mostrado que Karina estaba embarazada. Cuentan emocionados que se abrazaron y comenzaron a llorar de alegría.

Día histórico

El nacimiento de Valentino no es solamente un momento mágico en la vida de la familia Castro-Suárez, sino también marcó un hecho histórico para la salud de nuestro país. En el mes de abril del año 2015, el Fondo Nacional de Recursos (FNR) comenzó a financiar los procedimientos de fertilización asistida de alta complejidad. La normativa establece copagos, los cuales son proporcionales a los ingresos de la pareja que desea realizar el tratamiento.

Con esto, Uruguay se convirtió en país pionero en permitir el acceso universal a estas técnicas. A priori se cree que anualmente se realizarán entre 1.000 y 1.800 fertilizaciones in vitro. Si se toma un promedio de 1.200 fertilizaciones anuales se estima que se destinarán ocho millones de dólares para la concreción de estas técnicas. Vale destacar, que CRAMI IAMPP cuenta con un equipo multidisciplinario que realiza el acompañamiento de la mujer y/o pareja durante el desarrollo de este proceso.

Valentino “el que posee una gran fortaleza”

El nombre Valentino fue escogido por su padre y etimológicamente significa “el que posee una gran fortaleza”.

Eduardo ingresó a la cesárea y señaló que fue un “momento inolvidable. Es la llegada de mi segundo hijo (el primero con su actual pareja) y fue un pequeño muy buscado. Lo vivimos junto a la madre, como hemos vivido estas cosas todos estos años y felices de poder tenerlo con nosotros”.

La orgullosa y emocionada mamá recordó el primer momento que lo tuvo en brazos. “La pediatra fue muy amable y me lo mostraba todo el tiempo. En el quirófano están muy poquito, porque es un lugar frío. 'Mira como llora', me dijo la pediatra mientras lo limpiaban y después me lo puso arriba un segundo. Increíblemente, de inmediato paró de llorar y fue impresionante. Le di un beso y pedí que lo sacaran del quirófano, porque era una tranquilidad haberlo visto tan bien. Fue increíble verlo”.

Eduardo es papá de otro pequeño que siguió muy de cerca el nacimiento de su hermano. “El hermano lo tomó muy bien y esperaba este momento al igual que nosotros. Ayer (martes 29) lo vivió muy especial y estuvo muy pendiente de la salida de Valentino y el primero que lo tomó en brazos. Toda la familia, tanto la mía como la de Karina, están muy felices. Sabemos que hay muchas personas pendientes de esto y es una alegría compartirlo”.

“Mi panza era un cristal”

Karina confesó que varias veces durante el proceso “pensamos en bajar los brazos. Es un proceso que desgasta mucho en lo emocional e incluso a la pareja. Por suerte nos pasó que cuando uno quería abandonar el otro quería proseguir. La verdad que Eduardo me empujó más a mí (risas) y su apoyo fue importante”.

“Era un parto de alto riesgo y hubo que cuidarlo muchísimo. Siempre dije que mi panza era un cristal. Hoy tengo que agradecerle a mucha gente, al primero es Eduardo. Después hay amigos, familiares, compañeros de trabajo y los profesionales que me atendieron. Cuando comenzó este proceso de Valentino, tengo que reconocer que tuve los médicos, enfermeros, parteros que me atendieron como quería”, puntualizó.

“Recomiendo esto a las personas que estén pasando por una situación igual. Pero tienen que tener bien en claro que es un camino muy difícil y que realmente lo quieren hacer. Mucha paciencia y fuerza”.

Un orgullo para CRAMI

El presidente de CRAMI, Dr. Mario Morra, junto al director técnico de la institución, Dr. Pedro Banchero, y jefe de Ginecología de la mutualista, Dr. Mauricio Laufer, fueron a conocer al pequeño Valentino. Actualidad conversó con los tres profesionales que hablaron de este grato momento.

El Dr. Banchero explicó que “estos procedimiento se catalogan básicamente como de baja o alta complejidad. Los de baja complejidad se realizan a nivel de CRAMI, dando todas las condiciones necesarias para que se pueda llegar a una reproducción asistida. Los de alta complejidad se hacen en el Clínicas y son financiados por el FNR. Lo que hace CRAMI es controlar durante todo el embarazo y durante todo el proceso a la paciente mediante los ginecólogos. Además, una vez que el proceso es positivo, atender el parto o la cesárea correspondiente”.

Por su parte, el Dr. Mauricio Laufer indicó que “esto nos da una doble alegría. Ahora podemos ayudar a soslayar estas grandes dificultades, cuando antes no contábamos con ello y debíamos decirle al paciente que no teníamos más recursos para apoyarlo”.

El Dr. Mario Morra, presidente de CRAMI, resaltó que esto es “un gran orgullo para CRAMI al ser los primeros que asisten un parto de esta naturaleza. Esto está propiciado desde un principio por el SNIS a través de sus mecanismos de implementación que se han generado. CRAMI respalda todas estas cosas y las lleva adelante”.

“Todo esto se cierra con un gran broche de oro, que es justamente tener a Valentino entre nosotros”, concluyó el Dr. Morra.

Encontrará más información en la edición impresa de Actualidad.

EDICIÓN

CLASIFICADOS

VIDEOS

Hombre pájaro

November 28, 2021

ENLACES

VIENTO AHORA

ACTUALIDAD

Infórmese a través de ACTUALIDAD